viernes, 26 de junio de 2009

Trece tristes trances. Albert Sánchez Piñol


Este es el libro que me mandó Kumarimila en la CLO de mayo-junio. Sabía que el libro estaba bien porque Kumarimila solo recomienda buenos libros, pero me daba algo de miedo porque... no me atraen demasiado los relatos cortos. Ahora sé que no me gustaban porque no había encontrado relatos de este estilo: ofrecen un mensaje y una historia con sorpresa al mismo tiempo. Tiene relatos muy buenos, me han gustado especialmente
La ley de la selva
Entre el cielo y el infierno
El rey de reyes y las dos ciudades
Y este es un fragmento de Entre el cielo y el infierno:
Albert Sánchez Piñ...

2 comentarios:

Carboanion dijo...

A mí los relatos siempre me saben a poco: yo necesito abundancia de detalles, cantidad de palabras, ¡páginas y páginas! De modo que por norma general los cuentos me dejan vagamente insatisfecha, con mucha curiosidad por ciertos aspectos de la historia o por atar aún más cabos. Sin embargo, los de Cortázar sí que me gustan mucho. Dudo que contengan mensaje, pero siempre sorprenden.

Este libro en concreto no lo he leído (¡hay tantos que no he leído!).

LA ESFERA CULTURAL dijo...

Los relatos son verdaderas obras que de forma comprimida sintetiza situaciones, provoca, nos sorprende y nos emite un mensaje. Es evidente que existen (como en todos los aspectos de la vida) buenos y malos. Algunos de final abierto te dejan insatisfechos, pero te dejan un pozo que te hace pensar y reflexionar.