lunes, 8 de junio de 2009

Feria del libro 2009

Llevo dos asaltos a la feria del libro y no sé si voy perdiendo o ganando (o más bien más ligera de dinero y más cargada en libros xD).

Otros años he picado, cómo no, pero esta vez ha sido para ver y no creer. Es verdad que he aprovechado para comprar los libros que siempre he querido y que, por una causa u otra me quedaba con las ganas.

Todo comenzó con las recomendaciones del reto de los 5500. Le propuse a Minervagall encargarme yo este mes poniendo álbumes infantiles y luego pensé que podría centrarme en los libros sin palabras. Es un tipo de libro muy particular: transmite ideas, narra historias, contagia sentimientos sin necesidad de hablar, sólo con la ilustración. Además es un campo muy creativo que abarca desde el juego con la ilustración (el color, figura fondo, formas); hasta lo que parece un storyboard.

Siempre me han gustado, y poco a poco he ido haciendo una colección; que si la colección sin palabras de la editorial La galera, al otro lado del árbol (FCE), la sorpresa (FCE), adivina quién hace qué (Ed. Corimbo), la colección de Álex (Ed. Destino), zoom y rezoom (FCE), Flotante (Ed Océano travesía)... cada uno aportando una visión diferente de lo que son los álbumes sin palabras.

A pesar de mi minicolección veía en las librerías "un día un perro", "la ola", "marioneta", "emigrantes" y aunque lo veía con interés no lo compraba.

Hasta el otro día, en la feria del libro. Pregunté, así como quien no quiere la cosa, por los libros sin palabras en el stand 120 de la feria del libro de Madrid. Y la librera, profesional como la copa de un pino me asesoró de maravilla: me indicó títulos que no conocía, me comentó la novedad, tema e interés de cada uno y tuvimos una agradable charla referida a los álbumes infantiles. Ni que decir tiene que de ese stand salí con unos cuantos libros con y sin palabras, pero además con una ilusión tremenda.

Fruto de esa ilusión (y de la facilidad de tener en tan poco espacio varias librerías especializadas, además de editoriales infantiles) fue creciendo el cargamento de libros que compré y que está en la foto y al que además hay que sumar La historia interminable y Momo en tapa dura.

Me he quedado con presupuesto justo para una bolsa de pipas, pero estoy disfrutando mucho, mucho estos libros =D

PD: mañana vuelvo a la feria del libro ya que el meet es allí, pero me daré ración de vista porque en el bolsillo no hay más que rascar =S

PD2: Más información sobre libros sin palabra en la página de "La mar de letras".

PD3: también descubrí la librería Panta rhei, la distribruidora almario de libros, y me recomendaron la librería de lavapiés

4 comentarios:

traslapersiana dijo...

Caray, sí que tienes peligro... Y lo peor es que tampoco se puede decir que tengas lectura para rato :-)

Ricardo Guadalupe dijo...

Yo es ahora cuando estoy descubriendo los libros ilustrados de los que hablas. Siempre los había relacionado con literatura dirigida a niños, y he comprobado que, aparte de que también los hay para adultos, tienen una profundidad sólo comparable a la sencillez y a la sutileza conque cuentan las historias. Me han sorprendido muy muy gratamente. Y tienen un gran futuro. Lo único malo es que salen caros si los relacionas con el tiempo que tardas en terminarlos. Ya nos irás contando cuáles son los que más te van gustando.
Un beso

graze dijo...

Buffff, es muy muy difícil elegir porque cada uno tiene un "algo" que le hace especial. Ahora mismo mi debilidad es "Emigrantes" porque me ha impresionado cómo hace que te pongas en su piel. Es verdad que se leen rápido y que salen algo caros en comparación con el tiempo que los lees, pero... por eso hay que compartirlos, porque la visión de varias personas enriquece la historia y las conversaciones tras leerlos =P

PD: Como veis ya he "leído" todos xD

Saray dijo...

Contando los días para que llegue la próxima feria del libro en Madrid... yo siempre ´´caigo´´ :) y es que cada vez tienen más stands las librerías independientes y se descubren algunos autores increíbles. Este año, por ejemplo, una antología de escritores rumanos y el nuevo libro de un escritor de Alabama que me encanta y no sabía que ya traducían al castellano.
A los libros ilustrados yo les considero una ´´inversión´´ porque se puede volver a ellos a menudo; soy de las que me emociono con el mismo mensaje una y otra vez :) Seguiré leyendo tus críticas de literatura, saludos!